BLOG EVENTOS NOSOTROS VIDEO WEBINARS CONTACTO INICIAR SESIÓN

¿Eres Emocionalmente (In)Estable?

liderazgo Oct 03, 2020

Rodrigo Del Campo

Los mejores emprendedores (y emprendedoras, por supuesto) son (somos) Emocionalmente Inestables.

Esta característica, conocida técnicamente como "Neuroticismo" está detrás de todas las grandes fortalezas, así como de las grandes debilidades de los emprendedores.

En pocas palabras, el Neuroticismo tiene que ver con cómo las personas manejamos o gestionamos nuestra relación emocional con nuestro entorno.

Las personas que tienen bajo Neuroticismo (o alta Estabilidad Emocinal) utilizan una estrategia de efectividad basada en asumir que están bien ajustadas con su entorno. Esto significa que definen la meta a dónde quieren llegar y un camino o estrategia para llegar allá. Después, se concentran total y absolutamente en mantener ese rumbo y camino.

Esta estrategia de efectividad es la ideal para los líderes de organizaciones grandes, que necesitan guiar "barcos" enormes, que se demoran en reaccionar y tienen una inercia muy fuerte.

En esas circunstancias, la mejor estrategia es definir las metas, los pilares estratégicos clave (idealmente, no más de 3) y luego mantener a la organización totalmente enfocada en la ejecución de esos tres grandes pilares. Todo lo demás es accesorio y, sinceramente, una pérdida de foco y tiempo.

Los mejores emprendedores, por el contrario, suelen tener alto Neuroticismo o baja Estabilidad Emocional, por lo que utilizan una estrategia de efectivdad basada en escuchar constantemente a su entorno y realizar ajustes a la estrategia (incluso, a las metas, si es necesario) para adaptarse a los cambios que ocurren a su alrededor.

Esta estrategia tiene grandes ventajas y fortalezas, tales como: 1) Escuchar o "leer" constante, continua y profundamente lo que está sucediendo a su alrededor; 2) Tener un alto sentido de urgencia por ajustarse a los cambios del entorno; 3) Ser altamente exigente con el desempeño propio y el de los demás; 4) Querer ser el dueño de su propio destino, en vez de trabajar para lo que otros han determinado.

Al mismo tiempo, está la otra cara de la moneda de estas características, con "debilidades" o consecuencias negativas como: 1) Cambiar las prioridades tan rápido y tan seguido como sea necesario; 2) Experimentar un alto grado de ansiedad por "lo que podría suceder"; 3) Cambiar de estados de ánimo con facilidad y frecuencia, dependiendo de lo que escuchen de su entorno; 4) Enfocarse en obtener la libertad, casi a cualquier precio, aunque implique sacrificios muy significativos de tiempo, dinero y otros recursos, tanto para el propio emprendedor como para sus personas más cercanas.

Todas estas características tienen consecuencias, tanto positivas como negativas, para el emprendedor y su entorno, en distintas etapas del desarrollo de un emprendimiento, por lo que es fundamental que aprenda a conocerlas, reconocerlas y manejarlas.

Si logramos eso, podremos aprovechar los aspectos positivos, así como evitar los negativos, en vez de estar "presos" de estas características y solo reaccionar a lo que suceda en cada momento.

Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Recibe artículos, entrevistas y videos con información relevante sobre cómo construir la Efectividad Organizacional en tu organización, además de noticias sobre nuestros eventos, talleres y webinars.

Close

50% Completo

Déjanos tu información de contacto y te responderemos muy pronto.