BLOG EVENTOS NOSOTROS VIDEO WEBINARS CONTACTO INICIAR SESIÓN

Sólo un 30% tiene Perfil de Gerente

liderazgo talento Aug 31, 2020

María José Goycoolea

Tener un buen desempeño no es equivalente a ser un buen líder. Muchas veces vemos que en nuestras empresas promueven a alguien por el sólo hecho de hacerlo muy bien en la posición que actualmente ocupa. Ser un buen vendedor, no significa que esa persona tenga las habilidades (e incluso las motivaciones) para ser gerente de ventas, así como tampoco el mejor operador será necesariamente el un buen gerente de operaciones.

Sólo el 30% de las personas tienen perfil de gerente/líder. Así lo afirman las investigaciones de Hogan Assessments, basadas en los más de 30 años de investigación y desarrollo de perfiles a nivel mundial, analizando los resultados de más de 9 millones de evaluaciones. Ser líder no debería definirse por el solo hecho de tener gente a cargo o reportes directos en un organigrama, sino por lo que es capaz de hacer su equipo. Es decir, un líder no debería ser medido por su desempeño individual sino por los resultados y logros que alcanza su equipo.

Los líderes pueden tener distintos focos. Hay algunos más orientados a los resultados, a las personas, a los procesos, a influir socialmente, a temas intelectuales o a los datos. Asimismo, existen numerosas oportunidades de liderazgo en cada organización: proyectos, personas, temas técnicos, a la innovación, productos, equipos, entre otros.

Leaderdimension.jpg

Midiendo la personalidad normal, así como las motivaciones y valores de las personas es posible identificar con alta validez predictiva y confiabilidad los focos en que un líder pondrá énfasis con su equipo. El mito urbano que escuchamos sobre que existen personas que son buenas para algunas cosas, pero malas para otras, no es tan así. Hay quienes tienen más habilidades que otros, en muchos aspectos y -por ello- son más versátiles. Éstas últimas tienden a tener un mayor potencial para lograr un desempeño exitoso en diversas tareas, responsabilidades y ambientes de trabajo.

  1. Los líderes orientados a resultados, tienen su foco puesto en ganar, estableciendo altos objetivos y expectativas para ellos mismos y los demás. Desean hacerse cargo y tienen un fuerte interés en competir, en tener estatus y alcanzar logros. En ocasiones, la motivación interna y la exigencia pueden ser intimidantes para los demás, o bien, pueden llevar a sus equipos a ser demasiado competitivos internamente.

  2. Los líderes orientados a gente (personas) tienden a poner énfasis en las relaciones. Son hábiles para construir y mantener relaciones con otros, se enfocan en la moral y el bienestar su equipo, y son vistos como cálidos y cuidadosos. Sin embargo, a veces, el deseo de ayudar a otros puede interferir con su habilidad para dar una retroalimentación efectiva o tomar decisiones poco populares.

  3. Los líderes orientados a los procesos ponen su foco en la implementación. Se orientan a la creación, seguimiento y cumplimiento políticas y procedimientos. Ponen un fuerte énfasis en la implementación y poseen gran habilidad para planificar, permanecer organizados y guiarse por los compromisos. A veces, pueden ser inflexibles en cuanto a reglas, a manejar procesos al detalle o resistirse al cambio.

  4. Los líderes orientados a la innovación (o líder intelectual) tienen su foco puesto en las ideas. Estas personas suelen ser creativas, innovadoras y de mente abierta. Tienden a ser solucionadores de problemas estratégicos y sentirse motivados por las oportunidades que tienen para usar la innovación en sus trabajos. A pesar que suelen tener una visión holística y ganas de incorporar el cambio, pueden -en ocasiones- perder la oportunidad de introducir soluciones prácticas, o bien, pueden aburrirse con las actividades mundanas, pero necesarias, del día a día.

  5. Los líderes orientados a influir socialmente tienen su mirada en las personas. Poseen habilidades para comunicar, hacer networking y desarrollar conexiones. Utilizan sus fortalezas para construir relaciones e influenciar socialmente, con el fin que su equipo se comprometa y se mantenga motivado. Debido a que disfrutan constantemente de la interacción social, algunas veces pueden confundir su actividad social con productividad, o bien, pueden ser distractores para otros que están tratando de cumplir con su trabajo.

  6. Los líderes orientados a los datos tienen su foco puesto en la información. Son hábiles para analizar datos y prefieren utilizar la tecnología para resolver problemas. Además, disfrutan manteniéndose actualizados con las tendencias de la industria. En ocasiones, pueden tener poca tolerancia para tomar decisiones basadas en la intuición.

leadotro.jpg

El potencial de un líder puede levantarse y ser medido con este modelo, denominado Foco del Líder (Leader Focus de Hogan), y se encuentra basado en estas seis dimensiones de liderazgo. Los resultados de los evaluados se comparan con un benchmark de más de 145.000 personas del mercado laboral mundial, y que además cuenta con más de 10 años de información local, tanto de Chile como de Perú, así como otros países de Latinoamérica como México, Argentina, Brasil, etc.

Suscríbete a nuestro NEWSLETTER

Recibe artículos, entrevistas y videos con información relevante sobre cómo construir la Efectividad Organizacional en tu organización, además de noticias sobre nuestros eventos, talleres y webinars.

Close

50% Completo

Déjanos tu información de contacto y te responderemos muy pronto.